Print

Escuela de arqueros

13. 01. 09
posted by: Super User
Hits: 2419

Escuela de arqueros

El portero necesita una atención y vigilancia constante.

El arquero o portero necesita una atención y vigilancia constante, así como una serie de cualidades agresivas que conviene canalizar para encontrar un equilibrio indispensable para llegar a un estado óptimo de eficacia defensiva.

El trabajo específico debe ser percibido como un medio de progresión pero también como una forma de asentarse o revalorizarse dentro del equipo.


Los mejores porteros del mundo comparten características comunes:

A la hora de entrenar habrá que tener en cuenta una serie de datos estadísticos del mundo del fútbol para enfocar el entrenamiento del guardameta:

 

Trabajo a desarrollar en los arqueros


Trabajo técnico y táctico:

Trabajo Físico:

Trabajo mental:


Sesión de entrenamiento


Sigue las mismas fases que una sesión de entrenamiento clásica y estas fases serán distintas en función de la categoría y la edad de los guardametas.


Así pues constara de un calentamiento seguido de un perfeccionamiento técnico, para después incorporar un entrenamiento específico en la portería y finalizar con una vuelta a la calma.

Calentamiento: Es importante calentar bien el cuerpo del portero de manera general y especifica. Se realizar un calentamiento muscular, cardiovascular y articular. El portero deberá estar preparado para poder realizar esfuerzos intensos, alguna vez bastante odiosos y repetitivos y acatar que cometerá bastantes fallos. Para ello se hace indispensable una buena preparación física y mental.

Perfeccionamiento técnico: Repetición de movimientos técnicos (servirá para finalizar el calentamiento). Se enfatizará sobre las repeticiones del movimiento más que sobre la eficacia del gesto.

Trabajo específico en la portería: Importancia del conocimiento de los límites del campo y de su posición dentro de él. Transiciones en el juego de área (Salidas y vuelta a la portería, juego en el suelo, etc.). Trabajo sobre la toma de decisiones en las distintas situaciones de juego. Habilidades tácticas.

Vuelta a la calma: Disminuir progresivamente la intensidad de los ejercicios (Vuelta a la calma física y mental). Feedback del entrenador de porteros. Estiramientos.